La Décima Puerta

EL ORGANISMO NOCIVO

Anuncios

EL ORGANISMO NOCIVO

Estrenamos en Ávila el documental “Corrupción: El organismo nocivo”, una producción de Pandora Box TV  que ya ha sido vista en más de 50 ciudades. Tras la proyección habrá un coloquio con todos los asistentes.

En palabras de su directora, “Es la primera vez que un documental de estas características accede a los circuitos comerciales; su inusual exposición y denuncia de la corrupción municipal y el protagonismo de las personas que la han denunciado, ha otorgado a esta película una muy buena acogida tanto por el público como por la crítica.

El documental está protagonizado por aquellos que con valentía denunciaron actuaciones ilegales, que comprometieron sus vidas laborales y personales por negarse a ser complices silenciosos, y por aquellos que desarrollan su labor pedagógica y su activismo en aras de la transparencia y la ética como armas contra la corrupción.Los testimonios no dejan lugar a la indiferencia y obligan a una seria reflexión sobre qué sociedad  queremos para nosotros y para el futuro. Técnicos, gerentes, interventores de ayuntamientos de ciudades grandes y también pequeñas, de esta España nuestra que, sin ser conscientes del todo, sufre un cáncer  con metástasis y pronóstico crítico.

La difusión de estas acciones heroícas se torna en obligación moral como contrapunto a las noticias que diariamente reflejan los medios. Dar visibilidad a la otra parte, la buena, la correcta, la que no se doblega ni se deja comprar, es necesario, pues no hay mejor manera de educar que siendo ejemplo.

“Sólo conociendo la realidad, podremos cambiarla”

Os esperamos el viernes día 1 de abril a las 19 horas en el Auditorio de San Francisco.

 

Cartel estreno Avila_redes

 

 

 

Anuncios

Presentación de la Conferencia “Gestión Pública eficaz y transparente: el reto de la Administración Electrónica”

Con un más que evidente retraso (perdón), aquí os dejamos la presentación de la interesantísima charla que nos ofreció el pasado mes de diciembre Julián Prior Cabanillas, de la Oficina de Transparencia y Acceso a la Información del Ministerio de Administraciones Públicas.

Que la disfrutéis.

 

invitación

Presentación Conferencia Administración Electrónica. Julián Prior. Diciembre 2015

Celebrando

Celebrando que hace ya un año que existimos.

Celebrando que tengamos pocos, pero los más comprometidos socios de toda la ciudad.

Celebrando que, por fin y tras muchos esfuerzos, ya tenemos este blog y esta pequeña web.

Celebrando, por otro lado, que, día a día Ávila es +

Celebrando todas estas cosas, celebramos también que soplan nuevos tiempos en la política, en la local, la provincial y seguro que también en la nacional.

Puestos a celebrar, y ya de manera más específica, celebramos, también, que entra en vigor definitivamente también para las entidades locales (Ayuntamientos y Diputaciones) la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. Y celebramos que, tras más de un año de tramitación parlamentaria, se promulgaron ya la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común y la de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas.

Y lo celebramos porque creemos firmemente que la entrada en vigor de la primera y la promulgación de las segundas provocarán un cambio irreversible en la forma de gestionar “la cosa pública” que será lo que nos permita hablar, en un futuro ya cercano, de la posibilidad real de un Gobierno Abierto. Una forma no de gobernar sino de “gobernarnos”, porque será legal y técnicamente posible que todos los ciudadanos accedamos a la información que generan las administraciones públicas, podamos reutilizarla, interactuar con ella y generar nuestras propias decisiones, reflejándolas en sistemas necesariamente más participativos y permeables.

Pues para celebrarlo, hemos preparado otra charla sobre el asunto. En esta ocasión, hemos elegido el día 11 de noviembre y el Ayuntamiento de Ávila nos ha concedido el uso gratuito del Episcopio, al que desde aquí agradecemos su patrocinio, para que Julián Prior Cabanillas, actualmente Jefe de Área de la Oficina de Transparencia y Acceso a la Información del Ministerio de Presidencia, nos explique a todos cómo va a ser esa nueva administración electrónica. La conferencia lleva el título de “Gestión Pública eficaz y transparente: los retos de la Administración Electrónica” y será una oportunidad inigualable de adentrarnos en lo que será el futuro próximo de nuestro día a día en la Administracióninvitación

Y después de tanta celebración, aún nos quedarán algunas más… pero ya irán llegando, a su debido tiempo.

¡¡ABONO E, YA!!

A las 12 del mediodía de hoy, 9 de noviembre, miembros de la Plataforma para el Abono E se han concentrado en la puerta de la Delegación de la Junta de Castilla y León  para reivindicar, como ya vienen haciendo durante meses, un cambio en las condiciones del transporte de autobus  desde las provincias de Ávila y Segovia a Madrid.

Como decían en el comunicado que han leído, exigen que se acabe “con la gravísima desigualdad que sufrimos desde hace 15 años muchas localidades de ambas provincias en el transporte con Madrid.”

Lo de la desigualdad viene porque desde el año 2000,  las provincias de Toledo, Cuenca y Guadalajara,  están integradas dentro del Consorcio de Transporte de Madrid como las denominadas Zonas E ( de ahí lo de “Abono E”) gracias a un convenio firmado entre ambas comunidades autónomas. Esto permite a los Castellano-manchegos utilizar el transporte público con la capital como cualquier madrileño. La Junta de Castilla y León, firmó en 2007 un convenio que ha renovado el pasado día 23 con gran orgullo, pero que  no se acerca, ni de lejos, a las condiciones deseadas por los usuarios de Ávila y Segovia.

Veamos la comparativa: 

 Castilla-La Mancha:

  • Menores de  26 años –>  20€ al mes.
  • Mayores de 26 años –> de 110€ (Bono E1) a  131€ (Bono E2)
  • Precios regulados y establecidos  por el Consorcio de Transportes de Madrid ( Ente público)
  • 15 tipos de abono: discapacitados, anual, etc…
  • sin limitación de viajes en un mismo día
  • incluyen el uso del tren tipo Cercanías, Regional y Media Distancia de Renfe.
  • Dinero destinado por la Junta manchega: 2,6 millones €
  • Beneficiarios: 15.000 usuarios
  • 22 líneas de transporte

Castilla y León: 

  • Menores de 26 años –> hasta 124€ mes
  • Mayores de 26 años –> hasta 250€ mes.
  • Precios regulados y establecidos por las empresas concesionarias del servicio
  •  2 clases de abonos: Normal y jóven
  • solo un viaje de ida y vuelta al día
  • No incluyen transportes en tren
  • Dinero destinado: 1,4 millones de €
  • Beneficiarios: 1.500 usuarios
  • 12 líneas de transporte

Tanto el Defensor del Pueblo como el Procurador del Cómun han instado a la Junta de Castilla y León a acabar con esta desigualdad,  y parece que el día 18 de noviembre habrá reunión entre las plataformas (Ávila y Segovia) y la Junta. Esperemos que para bien, pues las repercusiones para el desarrollo de nuestra provincia serían enormes.

Seguiremos informando.

LO IMPOSIBLE

Aviso spoiler: En este post podríamos hablar sobre la libertad de horarios comerciales de la ciudad tras la finalización del V Centenario, pero no lo vamos a hacer, aunque lo parezca. Podríamos tomar partido por una u otra opción, la fijación de un número máximo de días en que puedan abrir las grandes superficies de Ávila o la libertad para que abran los 365 días del año; pero tampoco vamos a hacerlo. Pero esta cuestión, peliaguda donde las haya, simplemente nos ha servido como (abochornante) ejemplo de algo que, en condiciones normales, debería ser LO IMPOSIBLE.

Pongámonos en antecedentes. Hace poco más de una semana, el día treinta de octubre, el sindicato Comisiones Obreras ofrecía una rueda de prensa en la que manifestaba que el equipo de gobierno municipal apostaba por la libertad comercial en un escrito interno. A las pocas horas, una nota del jefe de prensa del Ayuntamiento (ese que se supone que trabaja al servicio de todos los grupos municipales y no sólo del equipo de gobierno y que por eso cobra la friolera de 48.682,34 euros anuales) respondía “que no se tiene conocimiento  de ningún documento de este tipo” y “si existiese no ha sido elaborado por el Ayuntamiento”. Unos días más tarde, el tres de noviembre, en el perfil de Facebook de la Cadena Ser de Ávila se reproducen unas fotocopias parcialmente escaneadas del documento que supuestamente no existía, fechado el 14 de octubre de 2015 por José Luis Rivas Hernández, Alcalde-Presidente, junto al sello de la alcaldía. Inmediatamente después, los grupos municipales de Izquierda Unida y Trato Ciudadano vuelven de nuevo a la palestra denunciando la supuesta imparcialidad del PP sobre el tema que se infiere del escrito y, cómo no, la portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento repite ante los medios el argumento de la neutralidad rechazando que exista un documento oficial.

Featured imageFeatured image

Pues bien, volviendo al principio, podríamos hablar de nuestra postura ante este tema, pero no lo vamos a hacer. Y no porque no tengamos una opinión muy clara al respecto, sino porque ahora no viene al caso.

Lo que sí vamos a hacer es destacar lo absurdo y ridículo que resulta que en pleno siglo XXI, en plena era digital, con las herramientas informáticas y las normas legales existentes sobre gestión documental y administración electrónica, cuando todo el mundo nos llenamos la boca con la palabra “Transparencia” y todos anhelamos eso que se denomina “Gobierno Abierto”, tengamos asistir al triste espectáculo que nos ha brindado este asunto. Que una fotocopia mal hecha salga, no sabemos de qué manera, de una oficina municipal, llegue a las manos de los representantes de los sindicatos; que se escanee de tal forma que no se vea el número de registro de salida del documento y se cuelgue en el perfil de una red social de un medio de comunicación; que se niegue persistentemente su existencia hasta que no queda más remedio que reconocerla, pero inmediatamente se intente convencer a la opinión pública de que “se trata de una carta personal del alcalde”…. Lo dicho, un bochorno.

Como muchos lectores sabrán, varios de los miembros de Ávila es + somos archiveros de profesión; en versión anglosajona, la denominación sería “gestores documentales”. Desde esta perspectiva, manifestamos que esta situación tan anormal es perfectamente evitable mediante el establecimiento en las instituciones de sistemas integrales de gestión documental que permitan la gestión de toda la información de la organización sea cual sea su formato. Unas herramientas informáticas ya disponibles que, no obstante, requieren para su puesta en marcha una verdadera revolución en las formas de trabajar que hasta ahora han sido tristemente habituales dentro de las Administraciones Públicas.

Ya hablamos en un post anterior de los cambios que implicaba la entrada en vigor de la nueva legislación sobre Procedimiento Administrativo Común y Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas. La implantación del expediente y el archivo electrónico, obligatorios en los plazos de uno y dos años, respectivamente, tras su promulgación, obliga a las administraciones locales a implantar esos sistemas de gestión documental electrónica, ya que son imprescindibles para garantizar tanto una mayor eficacia y efectividad de los actos administrativos, como su mejor accesibilidad y posibilidad se control a través de su volcado en los portales institucionales de transparencia, como también obliga la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, en pleno vigor ya para todo el sector público a partir del próximo 10 de diciembre de 2015.

En resumen, que lo que ha ocurrido con el asunto del “documento” sobre los horarios comerciales nos tiene que servir para darnos cuenta de que esas situaciones no son de recibo. Que los ciudadanos tienen el derecho de acceder a la documentación y la información municipal en óptimas condiciones y que, en ningún caso se puede elucubrar con la existencia o no de un documento o su condición de público o privado. Que no se puede ni es necesario “filtrar” de modo cuasifraudulento una información a la prensa que forma parte de un expediente abierto, porque el acceso a esa documentación debe estar perfectamente regulado e incluso, ser público en su momento. Que no podemos conformarnos con creernos las versiones de los unos o de los otros, sino que nosotros mismos tenemos derecho a formar nuestra propia opinión a partir del acceso directo a la información.

Haciendo las cosas bien, cumpliendo la legislación vigente y utilizando las herramientas tecnológicas y los procedimientos normalizados que ya se ofrecen de manera pública y gratuita desde el Portal de Administración Electrónica del Ministerio de Administraciones Públicas, estas cosas tan extrañas pasarían a engrosar la categoría de LO IMPOSIBLE.

IV MARCHA POR EL EMPLEO, CONTRA LA PRECARIEDAD Y LA POBREZA. PRESTACIÓN DE INGRESOS MÍNIMOS

Pues allí estaremos, claro que sí. En primer lugar, porque nos han invitado y nosotros oímos la palabra “participar” y nos falta tiempo. Y en segundo lugar, porque creemos que la causa bien lo merece. Atento que las cifras estremecen: (más…)

PERDEMOS LOS PAPELES

Casi todos, alguna vez (otros muchas), en ocasiones hemos perdido los papeles. La diferencia es que, esta vez, los perderemos todos al mismo tiempo. Pero, tranquilos, que eso no es, ni mucho menos, malo. Al parecer, es peor no perderlos, o al menos, eso es lo que nos dicen. Y nos lo dice nada menos que la nueva Ley del Procedimiento Administrativo Común (LPAC) publicada el Boletín Oficial del Estado (BOE) del día 2 de octubre de 2015.

Empecemos por el principio: ¿qué son los papeles y por qué tenemos que perderlos? Los papeles, los documentos en soporte papel, para ser más exactos, son los documentos que de toda la vida hemos guardado y conservado con esmero porque en ellos está reflejada toda nuestra vida. Me explico: uno nace, pero el mero hecho de nacer no es relevante jurídicamente hablando hasta que ese dato no aparece registrado en una “partida de nacimiento”, que es un papel, un documento. Uno se mata a estudiar, mucho o poco, pero lo que ha estudiado no tiene valor real hasta que no se refleja en otro papel, el “título académico”. Vamos, que uno no se casa, ni paga sus impuestos, ni adquiere un bien, viaja en un transporte público, entra en un cine o incluso se muere hasta que cada uno de esos actos no tiene un reflejo documental, no tiene un “papel” que lo demuestre de cara a sí mismo y a terceros.

(más…)

Y en construcción…

Nuestro observatorio ciudadano municipal Lo que gastamos explicado para quienes lo pagan, no para quienes lo cobran. Sin laberintos ni palabrejas burocráticas. ¡Atentos! ¡Muy pronto!